Nacionales

Nacionales

El Alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, se pronunció tras los resultados de la segunda vuelta difundidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), en los que, con el 99% de actas escrutadas, Lenín Moreno obtuvo el 51. 16% de los votos y Guillermo Lasso el 48.84 %.

El presidente Rafael Correa rechazó las manifestaciones de violencia que se han generado tras las elecciones presidenciales en Ecuador.

 

 

El escrutinio electoral continúa hoy, 4 de abril, con el 99.61%, sin apenas variaciones en la diferencia entre Lenín Moreno quien tiene el 51.16% de los votos y Guillermo Lasso el 48.84% de votos, según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

En las más de 41 mil Juntas Receptoras del Voto, se han presentado 16 reclamaciones y en algunos casos se ha procedido al reconteo de las mismas, según Fausto Holguín, Secretario General del Consejo Nacional Electoral. Durante una rueda de prensa convocada este 3 de abril, indicó que “en estos momentos, en varias Juntas Provinciales se están tratando las reclamaciones”.

 

Guillermo Lasso insistió hoy, 3 de abril, en la existencia de presuntas “irregularidades” en el proceso electoral y apuntó que no pueden reconocer “los ilegítimos resultados” de los comicios en los que, según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) Lenín Moreno tiene el 51,16 por ciento de los votos y Lasso el 48,84 por ciento.

 

De euforia a indignación. El candidato a presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, pasó de decir que gobernaría a todos los ecuatorianos, incluso a los que no le votaron, a pedir el recuento voto a voto y acta por acta. La alegría de la primera entrevista televisiva, cuando las encuestas a pie de urna le estaban dando una ventaja sobre Lenín Moreno, sucesor de Rafael Correa por el partido Alianza PAIS, se ha transformado en menos de dos horas en enérgicos gestos para denunciar un “manoseo” de 800.000 votos.

 

Mocoa es una de esas ciudades de Colombia que reúne todos los males que impiden que este país se deshaga de la etiqueta de la desigualdad crónica. La avalancha que la madrugada del sábado acabó con la vida de 250 personas es solo un capítulo más de la historia negra de esta región del Putumayo asolada por la pobreza, la violencia de más de medio siglo de conflicto y la crueldad de la naturaleza.

 

 

Tensión, reclamos y protestas afloraron tan pronto el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció los resultados de las elecciones presidenciales.

Con los ánimos caldeados, los simpatizantes de los movimientos Creo-SUMA y Alianza País (AP) se concentraron en los alrededores del CNE, ubicado en el norte de Quito.

Los militantes del primer movimiento quitaron las vallas de la Policía que impedían su paso a la entidad electoral, en el extremo sur, cuando escucharon el anuncio de que Lenín Moreno era el supuesto ganador de las elecciones. Eso ocurrió a las 20:40, luego de que el presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, se pronunciara sobre las cifras del proceso.

 

Alrededor de 30 personas, partidarias del movimiento Creo, permanecieron en vigilia desde las 17:00 del domingo 2 de abril hasta hoy, en los exteriores del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el norte de Quito.

"Hemos permanecido toda la noche, la madrugada y seguiremos aquí los días que sean necesarios", expresó María Teresa Pasquel.

Luis Horna, representante de la Escuela Politécnica nacional ofreció los resultados del conteo rápido que dieron muestra de 2170 juntas receptoras de las seleccionadas.

“Los resultados que han arrojado el estudio del conteo rápido de la  Escuela Politécnica Nacional son los siguientes, el binomio Lasso- Páez con un 48.85, mientras que el binomio Moreno- Glass  51.15”, expresó Horna.